Biogás: Una Alternativa Energética

Want create site? With Free visual composer you can do it easy.

Un reciente estudio de la ONU, indica que para el 2025 se habrán construido más de 100.000 plantas de biogás en todo el mundo. Mientras tanto en Chile, según la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias, ODEPA, ya en el 2010, 31 empresas utilizaban el biogás en su proceso productivo, de las cuales cinco lo hacían para generación eléctrica.

Los proyectos hidroeléctricos han sido un foco de discusión fuerte y constante. Sabido es que los ambientalistas no están de acuerdo con el tema, asegurando que las propuestas en esta materia no han sido claras. Sin embargo, expertos aseguran que se trata de un mal necesario, pues sin recurrir a estos proyectos, Chile podría carecer de una matriz energética económicamente viable en el transcurso de la próxima década.

 

Esto se produce, debido a que nuestro país está en una etapa de alto crecimiento productivo, lo que involucra una creciente demanda de energía, y la necesidad  de disponer ella, la que en general es escasa o cara, convirtiéndose en un factor crítico para los productores nacionales. Ante este escenario, las energías renovables no convencionales (ERNC) surgen como una opción limpia, inagotable y amigable. Entre ellas el Biogás, una alternativa en energía y combustibles.

 

Pero comencemos por comprender qué es el Biogás: Se trata de  un gas con alto contenido energético que se genera en la descomposición de la materia orgánica. Este proceso se produce en biodigestores especialmente diseñados, o en rellenos sanitarios, pudiendo ser aprovechado a través de la quema de biogás para generar electricidad y calor (motor de cogeneración), o directamente para generar calor (quemador de  gas, caldera).

Es posible, y necesario, considerar la utilización de Biogás en Chile, debido a 5 factores básicos:

  1. La energía escasea y su valor es alto;
  2. La materia prima es abundante;
  3. La tecnología para esto, está disponible en el país;
  4. Resuelve problemas ambientales;
  5. Los proyectos pueden ser muy grandes, pero también a pequeña escala.

Ante la preocupación de ambientalistas, le contamos que en el caso del biogás, según profesionales del sector, los proyectos que se aprueban son seguros. Esto, debido a que las plantas de generación eléctrica de biomasa y biogás que tienen sobre 3 MW de capacidad instalada deben ingresar al sistema de evaluación de impacto ambiental.

 

Es más, de acuerdo a lo señalado por quienes han realizado proyectos recientes, junto con el aspecto de financiamiento, el ámbito normativo e institucional, es donde mayores escollos han debido enfrentar.

 

En Chile, el biogás se encuentra dentro del alcance de algunas normativas legales que regulan las operaciones, la calidad del servicio y los aspectos de seguridad de los combustibles gaseosos.

 

En otro aspecto, sepa usted que el mayor número de proyectos de biogás en Chile, según los datos del estudio “Modelos de negocio que rentabilicen aplicaciones de biogás en chile y su fomento” (Gamma, 2011), corresponden a purines y estiércoles, así como rellenos sanitarios y vertederos, con 10 casos cada uno. Los siguen los de agroindustrias, y plantas de tratamiento de aguas servidas o PTAS.

 

 

Biogás en la Agricultura

 

Según un informe de Redagrícola, especializados en el rubro, en los próximos diez años el sector agrícola debiera liderar el crecimiento en la generación de biogás.

 

Expertos ubican el potencial del sector silvoagropecuario chileno en 11 mil gigavatios hora (GWh) al año, lo que se traduciría en 700 megavatios eléctricos  (MWe). Según un cálculo simple realizado por Redagrícola, la cifra  representaría alrededor de un 4% de la capacidad eléctrica instalada actualmente en el país (17.000 MW). Es decir, lo suficiente para multiplicar casi 5 veces los sistemas que abastecen, por ejemplo, a Aysén y Magallanes.

 

A nivel de predios agrícolas, el uso principal de biogás es para producción de electricidad y calor.

 

 

 

El 94% de los lodos residuales (digestatos) de plantas de codigestión, y el 100% de los provenientes de plantas de predios agropecuarios son aprovechados como fertilizante.

 

De plantas de tratamiento de aguas servidas y residuos sólidos urbanos, sólo el 24% del digestato se usa como fertilizante. Estos materiales deben tener contenidos específicos de nutrientes, y estar libres de patógenos, semillas y metales pesados.

 

Para ser certificadas, las plantas de biogás han de documentar todos los sustratos ingresados, así como la sanitización.

El futuro del biogás en el campo se ve como redes de predios conectados a una instalación acopiadora común y cercana, pues la logística de transporte de los desechos, del gas y del digestato es determinante en la viabilidad del sistema.

 

Proyectos en marcha

A continuación, le mencionamos brevemente dos novedosos proyectos, que han venido a contribuir a la generación de Biogás:

 

BIOENERGÍA QUE VIENE DE LA LECHE:

 

La empresa Schwager, a través de su filial Lácteos y Energía S.A. (L&E), desarrolló un ambicioso proyecto, el cual contempla generar electricidad a partir del suero de la leche y de los riles. Es decir, de los residuos industriales líquidos, como parte de la leche no aprovechable en las fábricas de queso.

 

Tal como cuenta Renzo Antognoli, presidente de L&E, el tratamiento de los riles es de un costo muy importante para industrias de distintos sectores, y “nosotros, a través de nuestra solución tecnológica, hemos logrado rentabilizar, y dar una capacidad económica, o un retorno económico importante”, aseguró.

 

En el caso de L&E la totalidad de la energía térmica y de la electricidad se ocupa en la propia planta. Apuntan a desconectarse parcial, o totalmente, de la red eléctrica. Y, en caso de lograr excedentes, entregarlos a una quesería vecina que les provee de suero, y riles, tratados en la misma planta.

 

Para llevar a cabo este proceso, los riles de la industria quesera llegan a una piscina de ecualización para un proceso de  homogenización del producto, y se acondicionan para convertirse en el sustrato que alimentará los reactores. Luego, los desechos entran a tratamiento, resultando posteriormente agua totalmente transparente.

 

CULTIVO TUNAS O NOPALES PARA LA PRODUCCIÓN DE BIOGÁS:

 

Este parece ser un biocombustible más bien desconocido. Es por esta razón que se lo hemos querido enseñar, para comprender las virtudes de una nueva fuente de energía.

 

Los primeros estudios del nopal como generador de biogás se remontan a 1984 en la Universidad de Chile.

En los años 90 se construyeron diversas plantas experimentales, perfeccionando el proceso de los elementos. A medida que el costo de instalación bajaba, y la población tomaba una conciencia cada vez mayor de la necesidad de encontrar fuentes de energía renovable, el proceso se convirtió en una opción rentable.

 

José Manuel González, de la empresa VISORS Generación S.A., explica los resultados de años de investigación para obtener biogás a partir de paletas de tuna, que se realizó gracias a un FONDEF junto a la Universidad Mayor.

 

Con el objetivo de contribuir a las necesidades de energía de las empresas mineras en el norte del país, buscaron una fuente de biomasa que se pudiera producir con rentabilidad positiva en los terrenos desérticos, o semidesérticos, de esa zona.

 

El nopal dio buenos resultados en la zona de Copiapó, y resulta muy eficiente en el uso de agua. Se trata de un tipo de planta que abre sus estomas en la noche y hace su captación de CO2, convirtiéndolo en ácido málico. Durante el día, con los estomas cerrados para evitar la pérdida de agua con las altas temperaturas, convierte el ácido en azúcares.

 

La paleta tiene que entrar triturada al biodigestor. La tuna no tiene lignina, por lo tanto resulta completamente biodigerible. El digestato es líquido, con un nivel de sólidos que no alcanza al 2%. Ese líquido contiene NPK y se emplea para el riego de las plantaciones. El procesamiento de vegetales se completa por lo general en 30 a 35 días con el material dentro del sistema, pero la tuna solo necesita 7 días.

 

José Manuel González cuenta que han tomado contacto con las comunidades de San Lorenzo y de Toconao, donde se ve factible realizar plantaciones. El resultado sería no solamente inyectar energía al sistema del norte, sino a los propios poblados, generando de paso una nueva actividad económica local.

 

El biogás de nopal corresponde a la misma molécula del gas natural, sin embargo, su producción es muy suave, y no requiere maquinaria o dispositivos de alta complejidad.

 

Además de esto, el biogás tiene la misma capacidad calórica, pero es más limpio, razón por la que puede ser usado en artefactos tradicionales, como una cocina o estufa, sin mayores modificaciones.

 

Algunas ventajas del Biogás

 

  • Ventajas energéticas: Es una fuente de energía renovable, de uso eficiente y de generación distribuida en el desarrollo rural.

 

  • Ventajas ambientales:La descontaminación de residuos, y reducción contaminantes del suelo, aire y agua. El biogás como biocombustible para la automoción tiene un potencial de reducción de combustibles fósiles de entre un 15 y un 20% y contribuye a: Minimizar la importación de combustibles fósiles; Disminuir las emisiones de CO2 en automoción; Reducir las emisiones de metano a la atmósfera debido al biogás, y evitar los malos olores.

 

  • Ventajas agrícolas:Es un fertilizante natural, al generar un efluente rico en nutrientes como el nitrógeno, fósforos, potasio o magnesio. Además, contribuye a incrementar el empleo en el sector agrario.

 

  • Ventajas sociales:Es un autoabastible de energía, ideal para el desarrollo de proyectos energéticos de comunas rurales aisladas de los servicios de distribución eléctrica convencional.

 

El biogás ha sido considerado una alternativa a ERNC limpia, segura y llena de virtudes.

Un ejemplo claro de sus beneficios, resumidos en una frase de Michael Köttner,  Director del International Biogas and Bioenergy Centre of Competence – IBBK (Alemania): “Si los residuos orgánicos fueran recolectados separadamente, y tratados en biodigestores, sólo en Santiago podría dotarse de electricidad a alrededor de 300 mil hogares”.

 

El manejo, tratamiento y disposición final de residuos orgánicos provenientes de las actividades agropecuarias, forestales, industriales y domésticas representa, en la actualidad, uno de los principales problemas medioambientales para el país.

 

En este sentido, los avances técnicos en la conversión de biomasa a biogás ofrecen a futuro una alternativa para contribuir a la diversificación de la matriz energética nacional. De este modo, la utilización de la bioenergía a partir de la biotransformación anaeróbica de residuos orgánicos, emerge como una solución capaz de mitigar el actual déficit energético, aplicando tecnologías con costos competitivos, y ambientalmente sustentables.

 

 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

About the author  ⁄ wpuser

No Comments

Indicadores Económicos

Sábado 16 de Diciembre de 2017
  • UF: $26.784,32
  • Dólar: $641,05
  • Euro: $755,24
  • Imacec: 2,90%